Hace más de 400 años Lima fue llamada “Ciudad de los Reyes”. Se dice que su fundador puso a la capital ese nombre porque coincidió con la fecha en que los Reyes Magos fueron hacia Belén. Sin embargo, según la historiadora María Rostworowski, ese nombre fue puesto en honor del emperador Carlos V de Austria y de su madre, la reina Juana.
Hoy Lima es una ciudad de más de 8 millones de habitantes, que conserva sus conventos y casonas coloniales, símbolos de su gran y madura tradición.

Historia

Pasado Preinca

Ubicada en las márgenes del río Rímac y a los pies del Pacífico, Lima guarda evidencias del periodo de la época prehispánica. Los más importantes son en primer lugar, el Gran Santuario de Pachacamac. En segundo, la Huaca Pucllana, un importante centro administrativo de la cultura lima (400 d.C.).

Taulichusco

Antes de la fundación española de Lima, el Curaca Taulichusco era el señor del valle: controlaba la vida económica de la gran llanura que se extendía hasta el mar. Su residencia quedaba donde hoy es el Palacio de Gobierno. Desde aquí vigilaba una de las mayores obras hidráulicas levantadas en Perú que abastecía con agua grandes zonas de cultivo.

 Fundación de Lima por los Españoles

Lima fue fundada el 18 de enero del año 1535, a orillas del río Rímac, por Francisco Pizarro. Fue elegida por las magníficas condiciones estratégicas y geográficas. La palabra “Lima”, proviene de “Rímac” vocablo quechua que significa “hablador”.

Virreinato (siglos XVI-XVII)

Durante el Virreinato, Lima se convirtió en la ciudad más importante y poderosa de la América Española. Fue, así, centro de todas las actividades comerciales y culturales. Creció rápidamente y se convirtió en la metrópoli más importante del Virreinato Español. Esto fue así hasta el siglo XVIII, cuando perdió su predominio debido a la creación del Virreinato del Río de La Plata.
El 28 de julio de 1821, tras la caída del Virreinato, el general José de San Martín proclamó la independencia del Perú. Es entonces cuando se inicia la etapa Republicana.

Actualidad

Lima es una ciudad moderna en constante crecimiento, pero que ha sabido mantener la riqueza de su Centro Histórico.

Infraestructura

Lima tiene actualmente una extensión de 2.664,67km²., a través de los valles de los ríos Chillón, Rímac, Surco y Lurín y del desierto entre ellos.
Fue durante el Virreinato el centro y orgullo de España en América. Es por ello que se encargaron de su embellecimiento: con grandes casonas, catedrales y plazas. Lima también fue conocida como la “Ciudad Jardín” debido a la gran cantidad de parques que poseía.
Su Centro histórico conserva aún hoy balcones y construcciones virreinales y de los primeros años de la república. Esta zona se diferencia de la moderna zona financiera de la metrópolis y los pueblos jóvenes de la periferia.
Actualmente el área del continuo urbano de la ciudad es de aproximadamente 500 km².

Atractivos turísticos

Dentro de la ciudad destaca el centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1988. Tiene un trazado en forma de red y en su interior se ven muchos conjuntos de los siglos XVII y XVIII. En otra época estuvo amurallado para protegerlo de los constantes ataques piratas.
La arquitectura civil y religiosa de Lima es barroca y muestra una gran unidad de estilos. La ciudad fue afectada por los terremotos de los años 1940, 1966, 1970 y 1974, pero se ha mantenido en muy buen estado gracias a las remodelaciones.
Su instalación fue sobre los restos del palacio de Taulichusco, señor de Lima. Hoy en día, cerca se encuentran el Palacio de Gobierno, la Catedral y Palacio Arzobispal y el Palacio Municipal.

Iglesias y Conventos

Iglesia de San Francisco, Santo Domingo, La Merced, Las Nazarenas, San Pedro, San Agustín, Los Descalzos, San Marcelo y Santa Rosa. Muchos de ellos tienen más de 300 años de antigüedad. Se pude decir que guardan en su interior restos de santos limeños, esculturas, tallados y obras pictóricas de gran valor.

Museos y Casonas

Lugares como Torre Tagle, Casa de Pilatos, Palacio de Osambela, Museo de la Nación, Museo Nacional de Antropología y Arqueología, Museo Nacional de Historia, Museo de Oro del Perú, Museo Amano, Museo de Arte Italiano, Museo de Arte y Museo Larco Herrera. Todos ellos muestran la belleza de su arquitectura colonial y permiten al visitante apreciar la historia completa del país. En los diferentes locales hay muestras permanentes de cerámicas milenarias, textiles, orfebrería prehispánica, platería colonial y republicana.

Pero, ¿de donde viene el nombre Lima?

Existen varias versiones sobre el origen del nombre Lima. Aquí algunas explicaciones del por qué la ciudad fue bautizada así:
– Don Pedro Villar Córdova afirma que la etimología de la palabra Lima es de origen Aymará y denomina una flor amarilla “Limac – Limac” o “Limac – Huayta”. Ésta servía para acelerar el habla en los niños, pasándoles el tallo de la planta por la lengua. De ahí el sustantivo “Rímac”.
– Según Garcilaso de la Vega, el topónimo Lima es una degeneración de la voz “rimac”, que en castellano significa “el que habla”. Esto representa una referencia a un oráculo muy venerado por los indígenas y que se llamó así a todo el valle y a su río.
– Guillermo Lohmann Villena nos dice que el nombre Lima viene del idioma local pre-inca: Ishma o primitivo nombre del ídolo de Pachacámac.