Category: Lima

Lima

Visita el Parque del Amor de Lima

Hoy, hace exactamente 20 años, se inauguró el Parque del Amor en Miraflores y se develó una de las esculturas más famosas de Lima: “El beso”. Su creador, Víctor Delfín, se confiesa un romántico y revela detalles hasta ahora desconocidos de esta obra que en su momento causó gran polémica, pero que ahora es parte del paisaje de la ciudad. Para Delfín la cultura es una cuestión de coraje: “Se hacen o no las cosas”, señala y su escultura, que lo muestra a él besando a su compañera Ana María, es un claro ejemplo.

¿Cómo decidió hacer esta escultura?

Yo veía la cantidad de enamorados que llegaban a la playa, se besaban, se peleaban, luego se amistaban. Iba ilustrando todos estos temas. Hice varias parejas en diferentes poses y la que más me gusto fue esa. La realicé en un tamaño de 70 x 30 cm. Me gustó tanto que la mandé fundir en bronce y la tenía en mi taller.

¿La hizo antes que se la pidiera el entonces alcalde de Miraflores, Alberto Andrade?

Espera un ratito, déjame terminar de contar. Un día vino a visitarme un amigo que conocía a Alberto Andrade. Resulta que yo quería sembrar algunas plantas en un terreno muy árido y él me dijo: “¿Por qué no haces lo que está haciendo Andrade en Miraflores? Algún día te lo traigo para que te explique cómo siembra”.

¿Y vino Andrade a su casa?

Pasaron meses hasta que un miércoles vino mi amigo con Andrade. Fue una simpatía a primera vista y cuando vio la escultura de “El beso” me dijo: “¿La puedes hacer más grande?”. En ese momento nos olvidamos de sembrar [risas]. Le dije que sí. Después nos fuimos a dar una vuelta por los acantilados y empezamos a buscar el espacio. De pronto llegamos a un lugar donde había una escultura abandonada de mi amigo Campos. Alrededor estaba sucio, ¡parecía un basural!

¿Allí lo hicieron?

Sí ,y recuerdo que había una pareja, haciendo lo que hacen los enamorados y cuando vieron al alcalde salieron disparados. Es que ustedes no han vivido mis épocas, donde a los enamorados ¡los trataban como a delincuentes!

¡Los ampayaron!

Yo les dije: “No se vayan, acá les vamos a hacer un lugar para que los respeten, para que nadie los joda”. El alcalde escuchó y se quedó sorprendido con el discurso y le pusimos el Parque del Amor.

¿Ud. diseñó todo el parque?

Claro, todo, pero de pronto se paralizó la obra en agosto. La escultura ya estaba, pero los alrededores del parque todavía no. Hasta que un día se apareció un funcionario del municipio y me dijo que el parque tenía que estar listo para el 14 de febrero, ¡faltaba solo un mes!

¿Alguna anécdota?

Los chicos hacían su negocio cuando colocaban los nombres en las mayólicas. Yo les decía que colocaran nombres de parejas famosas como Romeo y Julieta o Humareda y Marilyn, pero ponían Rosita y Juan. Es que las parejitas que pasaban por ahí les pedían y a cambio les daban su sencillo [risas].

 

¿Conoces el Origen de Lima?

Hace más de 400 años, durante el Virreynato, fue llamada Ciudad de los Reyes. Se dice que el fundador de Lima impuso a la naciente capital el mágico nombre de Ciudad de los Reyes porque coincidió con la fecha en que los Reyes Magos se encaminaron a Belén, al igual que el gobernador y sus compañeros andaban buscando en los arenales entre Pachacámac y Lima el lugar ideal para establecer la nueva capital. Sin embargo, según la historiadora María Rostworowski, tal apelativo no fue impuesto en homenaje a los Reyes Magos sino en honor del emperador Carlos V de Austria y primero de España y de las Indias y de su madre, la reina Juana, confinada en su palacio por haber perdido la razón. Sea como fuere, el título de Ciudad de los Reyes quedó así sellado en todos los documentos oficiales.

Hoy, aquella misma ciudad que surgió sobre las tierras delcacique indígena Taulichusco, es una metrópoli de más de 8 millones dehabitantes, que conserva con orgullo sus conventos y casonas coloniales,símbolos de su añeja e hidalga tradición. Lima se encuentra en la costa del Océano Pacífico, en el centro del Perú.

Aunque fue inicialmente fundada sobre el valle del río Rímac, hoy se extiende sobreextensas zonas desérticas e incluso sobre otros valles, por lo que hay quienesla consideran la ciudad más extensa sobre un desierto, seguida de El Cairo. Está a una altitud de 101 msnm con una temperatura ambiental que oscila entre12 grados en invierno y 27 grados en verano además tiene una humedad relativaque varía entre 80-100% durante todo el año.

Bordea el litorial desde el km 50 de la Panamericana norte, a la altura deldistrito de Ancón en el límite con la provincia de Huaral, hasta el distritode Pucusana a la altura del km 60 de la Panamericana sur, en el límite de laprovincia de Cañete. Lo que hace una extensión de pocomás de 130 km de costay playas.

Historia

Pasado Preinca

Ubicada en las márgenes del río Rímac y acariciada por lasaguas del Pacífico, la ciudad de Lima guarda también evidencias del periodo dela época prehispánica, siendo los más importante el gran santuario dePachacamac, en el que se rendía culto al Dios del mismo nombre; y la huacaPucllana, en el distrito de Miraflores, un importante centro administrativo dela cultura Lima (400 d.C.).

Taulichusco

Antes de la fundación española de Lima, el Curaca Taulichusco era el señor del valle pues prácticamente controlaba la vidaeconómica de la gran planicie que se extendía hasta el mar. Su residencia quedaba justamente donde hoy es el Palacio de Gobierno. Desde esa enormeedificación vigilaba una de las mayores obras hidráulicas levantadas en el Perú y que abastecía con agua a extensas zonas de cultivo, llevándola desdelos boquerones del río Rímac hasta donde se asentaba la cultura Maranga, en elactual distrito de San Miguel, y llegando hasta los acantilados que hoy sonparte de la Costa Verde.

 Fundación de Lima por los Españoles

La ciudad de Lima, conocida también como “La Ciudad delos Reyes” fue fundada el 18 de enero de 1535, a orillas del río Rímac,por el conquistador Francisco Pizarro, debido a las magníficas condicionesestratégicas y geográficas. La palabra “Lima”, proviene de Rímacvocablo quechua que significa “hablador”.

Virreynato

Durante el Virreynato, entre los siglos XVI y XVII, Lima seconvirtió en la ciudad más importante y poderosa de la América Española,al ser centro de todas las actividades comerciales y culturales. Creció rápidamentey se convirtió durante los siglos XVI y XVII en la metrópoli más importante y poderosa del Virreynato Español. hasta el siglo XVIII, cuando pierde su hegemoníadebido a la creación del Virreinato del Río de La Plata que absorbe consigolas minas de Potosí.

El 28 de julio de 1821, tras la decadencia del Virreinato, yluego de una serie de movimientos políticos y de emancipación, el generalJosé de San Martín proclamó la independencia del Perú y se inició desde entonces la etapa Republicana.

Actualidad

Lima, la capital del Perú, es una ciudad moderna enconstante crecimiento, pero que ha sabido mantener al mismo tiempo, la riquezade su Centro Histórico, declarado por la UNESCO como Patrimonio Cultural de laHumanidad, por ser un remanso encantador de una época pasada, copado deincomparables monumentos artísticos.

Infraestructura

La Gran Lima tiene actualmente una extensión de 2.664,67km² (área total de la provincia) a través de los valles de los ríosChillón, Rímac, Surco y Lurín y del desierto entre ellos.

La llamada Ciudad de los Reyes fue durante el Virreinato elcentro y orgullo de España en América, es por ello que se encargarón de suembellecimiento, con grandes casonas, catedrales y plazas. Lima también fueconocida como la “ciudad jardín” debido a la gran cantidad de parquesque poseía.

Su Centro histórico conserva aún hoy balcones yconstrucciones virreinales y de los primeros años de la república, por lo quefue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1988.Esta zona contrasta con la moderna zona financiera al suroeste de la metrópolisy los abundantes pueblos jóvenes de la periferia.

Actualmente el área del contínuo urbano de la ciudad es deaproximadamente 500 km²

Etimología de Lima

Por sus raíces indígenas de las que heredó su nombre-proviene de la palabra aymara lima-limac o limac-huayta que designa a una floramarilla; o del quechua rimac, que significa hablador- su pasado colonial que leinculcó su fe, su toque de modernidad que la proyecta al futuro, y por sucarácter festivo que colorea su sempiterno cielo gris, Lima, siempre será, la Ciudad de los Reyes.

Atractivos turísticos

Dentro de la ciudad se destaca el centro histórico, declarado Patrimonio dela Humanidad por la UNESCO. Tiene un trazado reticular y en su interior alberganumerosos conjuntos monumentales de los siglos XVII y XVIII, la mayoría en laorilla izquierda del Rímac. En otra época estuvo amurallado para protegerlo delos constantes ataques piratas.

Lima es barroca, tanto en su arquitectura civil como en la religiosa, presentando una gran unidad de estilos. La ciudad fue gravemente afectada porlos terremotos de 1940, 1966, 1970 y 1974, pero ha conservado buena parte de sulegado arquitectónico, muchos de ellos remodelados.

Su emplazamiento fue sobre los restos del palacio de Taulichusco, cacique deLima. En su perímetro actual se ubican el Palacio de Gobierno, la Catedral yPalacio Arzobispal y el Palacio Municipal.

Iglesias y Conventos

Iglesias de San Francisco, Santo Domingo, La Merced, Las Nazarenas, SanPedro, San Agustín, Los Descalzos, San Marcelo y Santa Rosa, muchos de loscuales tienen más de 300 años de antigüedad y albergan en su interior restos de santos limeños, hermosas esculturas, tallados y obras pictóricas deincalculable valor.

Museos y Casonas

Lugares como Torre Tagle, Casa de Pilatos, Palacio de Osambela, Museo de laNación, Museo Nacional de Antropología y Arqueología, Museo Nacional deHistoria, Museo de Oro del Perú, Museo Amano, Museo de Arte Italiano, Museo deArte, Museo Larco Herrera, entre otros, que muestran la belleza de suarquitectura colonial y permiten al visitante apreciar la historia completa delpaís, desde el Imperio Inca hasta nuestros días. En los diferentes locales haymuestras permanentes de cerámicas milenarias, textilería, orfebrería prehispánica, platería colonial y republicana.

Pero, ¿de donde viene el nombre Lima? Existen varias versiones sobre el origen del nombre Lima. Aquí algunas explicaciones del por qué la ciudad fue bautizada así.:

– El estudioso don Pedro Villar Córdova en su obra “Arqueología de Lima” sostiene que la etimología de la palabra Lima es de origen Aymará y denomina una flor amarilla “Limac – Limac” o “Limac – Huayta”, que servía para acelerar el habla en los niños, pasándoles el tallo de la planta por la lengua. De ahí el sustantivo “Rímac”.
– Según Garcilaso de la Vega, el topónimo Lima es una degeneración de la voz “rimac”, que en castellano significa “el que habla”, en referencia a un oráculo muy venerado por los indígenas y que, por extensión, se llamó así a todo el valle y a su río.
– Sin embargo, Guillermo Lohmann Villena nos dice que el nombre Lima no es aymará ni quechua ni deriva del río Rímac. Según él, es un vocablo del idioma local preinca: Ishma o primitivo nombre del ídolo de Pachacámac.

El Cerro San Cristóbal de Lima

A poco de fundarse la ciudad de Los Reyes (hoy Lima) capital del Virreinato del Perú, los castellanos colocaron una gran cruz de madera en el cerro más próximo de la civilización circundaban la ciudad. Esta primera cruz del San Cristóbal, fue destrozada por los incas durante el cerco de Lima en 1536; bajo la advocación del Sol y de las divinidades tutelares del Tahuantinsuyo.

Fue por esos días que los incas, entusiasmados por el dominio de sus fuerzas armadas sobre varios ejércitos hispanos, decidió dar la orden de avanzar sobre Lima. Encomendó esta campaña costeña a uno de sus más valerosos guerreros: Hanancuscos, quien ya había destacado en el sitio del Cusco como esforzado adalid. Titu Yupanqui era representante real en el ejército, que marchó sobre las regiones yungas del litoral.

Impartida la orden por Manco Inca desde Ollantaytambo, partió de allí un ejército cusqueño con la misión de arrojar al mar a los españoles. Mientras tanto, habría de continuar el cerco del Cusco, donde resistía Hernando Pizarro, con cerca de doscientos españoles reforzados con el concurso de indios Chachapoyas y Cañaris.

Tras vencer las resistencias iniciales, las huestes cusqueñas descendieron a los llanos, poniendo asedio a Lima, que era entonces una aldea construida encima de los edificios del cacique Taulichusco. Por varios días se libraron combates caros en vidas para los dos bandos: defendiendo unos la plaza y pugnando los otros por tomarla. Y cierto día, –cuentan viejas crónicas escritas en ese tiempo–, “amanecieron los indios más cerca, en una sierra grande, que estaba de ellos cubierta, que cosa de ella al parecer no se divisaba, de donde quitaron e hicieron pedazos una cruz grande de madera que estaba puesta en lo alto del camino que va a la mar y al puerto”.

Gran impetuosidad predominaba en las filas incaicas; y decidieron bailar al paso de un ave que defeco en todos, quitado ya el símbolo protector de los cristianos. Pero ya habían llegado los indígenas Huaylas para defender a sus aliados hispanos en el combate, que fue librado en lo bajo del valle del Rímac y en las mismas calles del nuevo pueblo, pereciendo los principales cusqueños. Muertos sus capitanes, se retiraron los incaicos, aunque manteniendo el cerco desde las alturas abruptas.

Los españoles contaron con cuatrocientos hombres, de ellos doscientos de caballería. Pronto se recibió en Lima, trescientos hombres más de refuerzo. Y desde un principio combatieron al lado de las mesnadas conquistadoras, varios miles de indígenas cristianos en buena parte y enemigos encarnizados de los cusqueños, “los cuales, haciéndoles espaldas a los españoles, peleaban muy bien y era causa de reservarse de grandísimo trabajo los caballos, porque de otra manera no lo pudieran sufrir”.

Poco después de romper del todo el cerco de Lima, se libraron las furiosas batallas de Pachacamac y de Rumichaca; que costaron decenas de vidas a los hispanos, e incalculable número de indígenas aliados y de esclavos negros; así como crecida cantidad de caballos. Para entonces ya Francisco Pizarro, pasado el peligro inmediato de asalto a la ciudad y aprovechando las sombras de la noche, había dispuesto que en la cumbre “se ponga en él, otra cruz como la que los indios quitaron”. Pronto se bautizó aquel cerro con el nombre de San Cristóbal, porque en su día se ganó la batalla.

Si antes de la conquista los antiguos peruanos ascendían a la cima para llevar ofrendas y sacrificios a sus dioses; los españoles y misioneros lo hacían rezando el Vía Crucis y rememorando las estaciones de Jesús.

Esa tradición continúa hasta ahora. El párroco Francisco Aramburú organizó en 1929 la primera peregrinación a la cruz de San Cristóbal. Se realiza el primer domingo de mayo.

Durante la República hubo muchas propuestas para instalar un monorriel que pudiera facilitar su ascenso. A inicios del siglo XX se elaboró el proyecto -que fue aprobado por el gobierno- que permitió construir la obra entre el Paseo de Aguas y la cima del cerro. Un extenso cable jalaba las faldas del cerro un portasillas de fierro, en donde cabrían unas seis personas cómodamente sentadas. Lamentablemente, el mantenimiento y el alto costo de su construcción resultaron perjudiciales para su administración, ya que poca gente lo utilizaba.

© 2017 Viajando por Perú

Theme by Anders NorenUp ↑