1. Ceviche Peruano

Es considerado como el plato más famoso de Perú. Aunque se puede encontrar en otros lugares de la costa pacífica de America del Sur, es sólo aquí donde se combinan ingredientes de mar y montaña de forma tan armónica.

Consiste en marinar la carne del pescado en un recipiente con mucho limón, ají, cebolla morada, cilantro, sal y pimienta. El pescado que se use debe ser bueno: mero, lenguado, corvina o tilapia. Los acompañamientos le dan un toque andino: el sabor dulce del camote, el maíz tostado que se sirve desgranado y la papa.
Encontrará este plato en casi cualquier lugar de Perú, aunque es en Lima donde hay mayor variedad de sabor, calidad y precios.

2. Cuy

Aunque para muchos turistas extranjeros este pequeño animal cumple las funciones de mascota, para los pueblos andinos ha sido usado, durante los siglos, como fuente alimenticia. Esta tradición se ha mantenido con el paso del tiempo.

La carne de cuy tiene un sabor suave, es rica en proteínas, hierro y baja en grasa. Existen muchas formas de comerla y en los restaurantes gourmet de Perú lo están usando para crear nuevos platos.
Pero, si desea probar el cuy tradicional debe ir a Valle Sagrado. Aquí hay opciones menos elaboradas, pero igual de deliciosas. Eso sí, es un poco impresionante, ya que el animal se sirve entero.
Finalmente, es lo mismo, así que queda en sus manos decidir cómo probar este plato tan antiguo de los Andes. ¡Lo recordará para siempre!

3. Rocoto relleno

Natural de Arequipa, este plato no es apto para cualquier paladar, ya que se caracteriza por ser muy picante. El rocoto, pues, es una especie de ají usual de Perú. Tiene el tamaño de una manzana y un sabor dulce.

El plato consiste en rellenar la verdura de carne molida, cebolla, aceitunas, queso fresco rallado y huevo duro. A continuación, todo se sofríe y sazona con sal, con sal y comino. Normalmente, se acompaña de papa cocinada o torta de papa.
Este plato es tan famoso que se prepara en todo el país, e incluso exporta a otras partes del mundo. Sin embargo, nada como probarlo en su ciudad natal: uno de los destinos turísticos más hermosos y diversos de Perú.

4. Ají de gallina

La carne de gallina siempre ha tenido fama de tener mucho sabor. Para los amantes de la comida autóctona, imaginen un plato en el que se mezcla este ingrediente con el ají.

Se prepara con ají amarillo, pan de molde o galletas de soda, leche y pecanas (un tipo de nueces de América del Norte). Se sirve acompañado de aceitunas y rodajas de huevo duro. Aunque se puede ver en muchas regiones de Perú, el mejor lugar para probarlo es Lima.

5. Lomo saltado

Ideal para los amantes de la carne es el famoso y muy casero lomo saltado.

Se saltea en un wok trozos de lomo de res con verduras, ají amarillo y salsa de soya. Cuando la carne y las verduras están en su punto, se agregan las papas fritas. Se suele acompañar de arroz.
Varios restaurantes han decidido aumentar los ingredientes “especiales” que les permiten diferenciarse de sus colegas. Sin embargo, también se puede mantener la sazón tradicional de casa que es inigualable.

6. Papa a la huancaína

Este plato, aunque parece un poco simple, se puede preparar cada vez con un tipo de papa diferente. Es un entrante ideal para cualquiera de los platos que acabamos de ver.

La receta es originaria de Huancayo, una región andina ubicada al centro de Perú, aunque se ha popularizado en toda la Sierra y Amazonía del país. Su característica principal es la salsa, que se prepara con queso, aceite, sal y ají amarillo. Se sirve con aceitunas negras y rodajas de huevo duro, sobre una cama de lechugas frescas.